La reconocida pareja de tango conformada por los catamarqueños Tomás Galván y Gimena Herrera se encuentran realizando una serie de exitosas presentaciones en Estados Unidos, donde continúan cosechando elogios y mostrando en aquellas tierras la belleza de la danza tanguera argentina.
El último fin de semana se presentaron en el distrito de California, más precisamente en el teatro de repertorio del Valle de Coachella en Rancho Mirage, donde pusieron en escena el show “Tierra y Fuego que camina”. Precisamente, estas actuaciones fueron destacadas por diferentes medios estadounidenses. “La verdad nos sentimos honrados de poder llevar nuestro propio show a otros países y mostrar también de donde somos…”, explicó Galván en una revista muy conocida de Palm Spring California.
En la mencionada publicación, se destaca a Tomás Galván “como uno de los artistas más venerados del mundo del tango en la Argentina”. “El tango no es sólo de la danza. Es una forma, una manera de expresar amor y tristeza, una manera de expresar muchos sentimientos hermosos sobre la naturaleza humana. Es una forma de expresar lo que estamos sintiendo, el espíritu de nuestra vida y nuestros sentidos”, explicó en un tramo de la nota periodística el artista catamarqueño.
Galván y Herrera son socios en la danza, el amor y la vida. Empezaron a bailar juntos hace 15 años con un amor compartido por el tango. “Hemos experimentado y aprendido mucho, nos hemos enamorado, también. El tango es un estilo de vida especial para nosotros”, dice Galván.
Además de la enseñanza, los dos han recorrido el mundo con el espectáculo “Tango de Identidad”, que se presentó con localidades agotadas en 30 ciudades chinas. También fueron invitados a Roma a bailar ante el Papa Francisco en la celebración de su cumpleaños en 2013; además de ser destacados finalistas en el Campeonato Mundial de tango en Buenos Aires.
En su recorrida por diferentes medios de prensa, Galván no ocultó su emoción por presentar esta premier “Tierra y fuego que camina” ante una audiencia estadounidense. “Queremos compartir nuestra cultura argentina y compartir estos sentimientos emocionales a través de tango. Tango como una metáfora para la vida. Queremos que la gente disfrute de tener un arte y una experiencia cultural que nos hace sentir muy feliz cuando bailamos”, expresó.
El tango en la Argentina representa un baile muy arraigado en la cultura del país, se encuentra cerca y querido por los nativos. Su inspiración nace del paisaje salvaje de su tierra natal de Catamarca en el norte de Argentina, así como del famoso cantante argentino y autor Atahualpa Yupanqui. Historias de Yupanqui están entretejidas en el espectáculo “Tierra y fuego que camina”. Como dice Galván, los cuentos expresan la “creencia de que el paisaje del mundo es paralelo al paisaje de las re laciones”.