La denominada #RutadelAdobe es no de los atractivos turísticos tradicionalmente promocionados para quienes visitan el Departamento #Tinogasta en nuestra #Catamarca

Este recorrido se extiende 50 kilómetros comenzando en la ciudad de Tinogasta y finalizando en Fiambalá. Durante ese trayecto encontramos monumentos históricos y capillas construidas con adobe.
El uso del adobe fue y sigue siendo una tradición arquitectónica ancestral que hace uso de materiales autóctonos como barro, paja y estiércol para la construcción de los edificios.
Existen en este paseo varias casonas antiguas e iglesias de hasta 300 años de antigüedad que han sido restauradas. La Iglesia Nuestra Señora de Andacollo es una de las más emblemáticas.

A cinco kilómetros de Anillaco, a un costado de la ruta, se encuentran vestigios en ruinas de la ciudad diaguita de Watungasta, construida justamente en adobe, cuyos orígenes se remontan hasta comienzos del primer milenio.

Los ladrillos de adobe fueron elegidos siempre y aún en la actualidad lo son, para la construcción de las casas. Claro, en estas tierras con gran amplitud térmica se comprende que se usen materiales aislantes. En el verano, las paredes de adobe amainan el calor reinante mientras que en el invierno, las temperaturas frías no penetran a las viviendas debido a la baja capacidad conductora del adobe. Al caminar por las calles de Fiambalá y demás localidades del departamento, vamos a observar que la mayor parte de las casas están de hecho construidas con ladrillos de adobe.