La bailarina catamarqueña Gabriela Sosa, después de haber pasado por varias instancias del selectivo nacional e internacional de Libraf (Liga Internacional y Brasilera de Gimnasia Aeróbica y Fitness/Hip Hop), el pasado 23 de octubre obtuvo en Brasil media beca para participar del “Kobe Japón” que se realizará en ese país entre el 26 y el 27 de noviembre, convirtiéndose así en la única representante argentina en el país oriental.

Dana Said, nombre artístico de Gabriela Sosa, tras 12 años de experiencia escénica se atreve a buscar nuevos horizontes.

Es por ello que después de ganar el selectivo en la provincia vecina de La Rioja el 11 de septiembre, con una puntuación de 10 en sus coreografías, partió rumbo a Brasil para competir en la segunda instancia Sudamericana, junto a otras siete argentinas y más de 300 bailarines de Uruguay, Brasil, Paraguay y Chile, entre las disciplinas danzas árabes y ritmos.

En la tercera y última instancia sólo quedaron tres puestos, uno para Argentina y dos para Brasil, calificados para competir en el “Kobe Japón” a fines de este mes.
Sobre Dana Said (Gabriela Sosa)

Gabriela Sosa comenzó a transitar el camino del arte aprendiendo danzas árabes junto a destacados profesionales.

Desde sus inicios descubrió su verdadera pasión por la danza árabe, a la cual le dedicó cuerpo y alma. En el 2004, inició su carrera con la maestra Sualy. Forma parte como primera bailarina del ballet Princesas del Sinaí, de la Academia Raks Sharki, que dirige Nazira (Martha Leiva), donde obtuvo su título de profesora superior de Danzas Árabes, avalado por la Confederación Interamericana de Profesionales de Danza (Ciad). Para profundizar sus conocimientos sobre la danza, participó de seminarios, competencias y certámenes provinciales, nacionales e internacionales junto a destacados artistas de su género.

Con un estilo transgresor, Gabriela busca continuamente fusionar estilos y diferentes tipos de danzas. Para ello llegó a formarse en danzas clásicas con Graciela Vega (Unca) y pertenecer al ballet de danzas contemporáneas de Carla López.

Para mantenerse actualizada, toma clases y seminarios con las más destacadas bailarinas y maestros de la danza, como Juan Pablo Tapia, integrante del staff permanente de Hernán Piquín.

Luego de intensos años de estudio, comienza a transitar su carrera profesional sobre los escenarios, desplegando todo su brillo y deslumbrando a comensales de todas partes del mundo.
Su gran experiencia la convierte en una bailarina totalmente experimentada y con un gran manejo de la puesta en escena.

No hay comentarios