Entre el 3 y el 5 de noviembre pasados, se realizó la segunda captura y esquila comunitaria de vicuñas en silvestría, de las tres programadas con la comunidad de Laguna Blanca, Departamento Belén, esta vez en el módulo de captura ubicado en el paraje “La Retama”, ubicado a unos 15 km de la localidad de Laguna Blanca.

En esta oportunidad, y como todos los años, la Cooperativa de Pobladores de Laguna Blanca, realizó esta captura de vicuñas, apoyada en todo momento por la Secretaría de Estado del Ambiente y Desarrollo Sustentable, en un trabajo conjunto entre esta cooperativa y las Direcciones de Bosques Nativos, Biodiversidad y Fiscalización de la Secretaría de Ambiente.

La captura y esquila de vicuñas silvestres en el módulo de La Retama se viene realizando desde varios años atrás, ampliando así las posibilidades de manejo de vicuñas por parte de los pobladores de Laguna Blanca, quienes ven en esta actividad de aprovechamiento de un recurso de la fauna silvestre, una forma de lograr el desarrollo sustentable de su comunidad.

Esta captura se hizo con total coordinación de su metodología y sin daños a los animales que se capturan y esquilan, los que luego se liberan nuevamente a su hábitat natural, siendo así una práctica ya totalmente asumida como propia por parte de la comunidad y la Secretaría de Ambiente, y reconocida como exitosa en toda la República Argentina.

En esta oportunidad, se logró capturar 139 vicuñas, de las que se esquilaron 81 ejemplares, liberándose sin esquilar 58 animales, por tener pelo corto, los que no son prácticos para su esquila. De los animales esquilados, se obtuvo 21,115 kg de fibra de primera calidad, dando así un promedio de 261 g de vellón por cada animal, lo que es un valor muy alto, teniendo en cuenta que se trata de ejemplares de una población que es esquilada todos los años.

Estos resultados demuestran que esta actividad es muy positiva, porque no modifica la supervivencia de los animales en el medio silvestre, teniendo en cuenta que de los ejemplares capturados se observa que una importante cantidad son ejemplares recapturados de años anteriores, que soportan este manejo año tras año, sin afectar su forma de vida en el ecosistema natural.

Esta acción de manejo sustentable de una especie de nuestra fauna silvestre, en el ámbito de un área natural protegida provincial, es una muestra que el trabajo conjunto entre la comunidad y los organismos del Estado Provincial, generan oportunidades inmejorables para el desarrollo sustentable de los pueblos del interior provincial, logrando beneficios económicos para la comunidad, pero respetando la naturaleza y revalorizando la cultura ancestral de los pueblos puneños.