Pese a la lluvia, el público colmó las instalaciones del Anfiteatro Municipal.

La noche del jueves y madrugada del viernes Santa María vivió la fiesta esperada del año, con la edición XXXIX del festival Nacional Reina del Yokavil. A pesar de la lluvia, los artistas se presentaron y los espectadores se quedaron a disfrutar del espectáculo.

La lluvia comenzó cerca de las 22 y acompañó toda la presentación de Luciano Pereyra. La música romántica y folclórica se extendió por una hora recordando algunos clásicos de su carrera, pero también interpretando nuevas interpretaciones. Mientras Pereyra cantaba, la gente entraba al anfiteatro de manera masiva que pronto colmó las instalaciones pese a las precipitaciones.

La noche continuó con la fiesta carnavalera de la mano de los jujeños, quienes siempre aseguran un buen espectáculo. La espuma y la algarabía dominó el escenario con Los Tekis “haciendo saltar” de sus sillas y tribunas a los presentes. Un espectáculo que se extendió más de lo previsto y gracias al “una más” de la gente.

El paso siguiente fue recibir a los jóvenes Huayras que, con su show de canciones lentas, combinadas con chacareras dobles, volvieron a coronar una noche de apertura yokavilera y la gente que no se movía para nada.
Y así fueron pasando los artistas nacionales como Los 4 de Córdoba, Las Voces de Oran, articulando con los regionales y los locales.
Fuente: Acontecer Calchaquí.

Fuente: www.elesquiu.com