El arroz con leche es un postre típico de la gastronomía de Catamarca, se sirve frío o caliente. Existen varias maneras de prepararlo, pero generalmente se prepara cociendo previamente el arroz con agua, un poco de canela y cascaritas de naranja o limón. Una vez efectuada la cocción se le incorpora leche condensada azucarada, y una cantidad acorde de leche entera pasteurizada para que no quede tan espeso

Receta de Arroz con Leche

Ingredientes:

– Un litro de leche entera
– Azúcar, 150 gramos
– Arroz redondo, 250 gramos
– Mantequilla, 50 gramos (opcional)
– Canela, un par de ramas
– Una piel de limón
– Canela en polvo para decorar

Preparación:

Les recomendamos tener siempre los ingredientes ya preparados antes de ponerlos a elaborar la receta, es decir, las cantidades ya pesadas y medidas y los utensilios necesarios ya preparados. Así podremos hacer la preparación de forma más rápida y cómoda. Es solo un consejo personal, ya que cada uno se maneja en la cocina de una forma.

En cuanto a los ingredientes, nosotros siempre empleamos leche entera para hacer el arroz con leche, el resultado es mucho mejor, aunque si lo preferís podréis emplear cualquier otro tipo de leche. Sobre el arroz, el que mejor queda es el de grano redondo, el tradicional. Y la mantequilla es opcional, aunque a nosotros nos gusta agregarla porque le da toque interesante. Si la usas, mejor que sea sin sal. Dicho esto, vamos a empezar a preparar la receta.

Algo también interesante y que hace que el arroz con leche quede mejor, es meter en agua el arroz que vayas a emplear, y removerlo para que pierda parte del almidón que contiene, lo que hará que el arroz con leche nos quede más suelto y menos denso. Si comprobás la diferencia, seguro que merece la pena hacerlo.

Agarramos una olla de tamaño suficiente como para preparar la receta, la ponemos a calentar a fuego medio con la leche vertida en el mismo, y le agregamos todo el azúcar, las ramas de canela y la piel del limón, que habremos limpiado y cortado previamente. Intenta usar un limón que esté maduro, de color amarillo mejor que verde, y usa sólo la piel exterior. Con un cuchillo bien afilado se hace fácilmente.

Remueve para que se disuelva bien el azúcar y espera a que la leche vaya a comenzar a hervir, momento en el que tienes que añadir el arroz ya escurrido y el trozo de mantequilla. Déjalo a fuego lento, lo más lento que puedas, hasta que el arroz esté bien hecho. No dejes de remover de vez en cuando para evitar que se pegue en el fondo del cazo. El arroz tardará unos 25-35 minutos más o menos en estar bien tierno. Pruébalo antes de sacarlo, y si el grano está tierno del todo, quítale la piel del limón y las ramas de canela y déjalo reposar un poco. Para acabar viértelo en la fuente donde lo vayas a servir, o bien en los recipientes individuales.

Déjalo enfriar a temperatura ambiente y cuando esté frío, espolvorea por encima canela en polvo para darle más vistosidad y también un toque de sabor interesante. Después es mejor conservarlo en el frigorífico hasta el momento de servirlo.

Esperamos que les guste esta sencilla pero rica y tradicional receta de arroz con leche

No hay comentarios