Es uno de los sitios arqueológicos más importantes  del país; está ubicado en la ciudad de Londres, departamento Belén, provincia de Catamrca, a solo 5 km de la plaza de esta pequeña y antigua  ciudad catamarqueña.

Londres es la primera ciudad fundada por los españoles en el actual territorio provincial y la SEGUNDA  ciudad argentina, fundada después de Santiago del estero.

Casas aisladas entre quintas de frutales adornan Londres, conocida como ‘Cuna de la Nuez’, esta villa tiene dos núcleos urbanos: de arriba hacia abajo, cada uno con plaza e iglesia. Su densa historia parte de la población diaguita que albergó en la vecina quebrada de Shincal. Ésta fue una de las primeras áreas exploradas de Argentina por la expedición conquistadora española salida del Cusco.

El Shincal de Quimivil, fue una ciudad administrativa del estado Inca. Declarado Monumento Histórico Nacional, en 1997. Este sitio tuvo una importante actividad dentro del estado, y su jefe fue un curaca, rango de jerarquía entre los gobernantes.

Este Sitio arqueológico es un monumento de piedra que ha custodiado una parte de la historia de nuestros pueblos originarios. Los arqueólogos reconocieron al Shincal como una Guamani (cabecera provincial) del Tawantinsuyo, (Estado Inca) entre los años 1380 d.C. al 1600 d.C. Ocupa una superficie de 23 hectáreas, pobladas por más de cien edificios construidos en piedra y barro.

El sector central, aparentemente, fue destinado a grandes edificios de corte administrativo conocidos como Kallankas (cinco estructuras rectangulares de piedra labrada); Qollqas (recintos circulares usados para almacén); una Aukaipata (plaza pública central); En el centro de la plaza se levanta un escenario de forma piramidal de 16 metros de lado y 2 de alto, llamado ushnu. El Ushnu o plataforma ceremonial, es la más grande conocida hasta ahora, desde el lago Titicacá al sur.

También tiene un cuartel de tropas y dos cerros aterrazados de 12 metros de altura a los que se accede por escalinatas construidas en piedra; el que se sitúa al Este fue un templo solar.

En los barrios periféricos se ubican “kanchas” rectangulares usadas como viviendas. Tramos empedrados del Camino del Inca y un soberbio acueducto de piedra, atraviesan el casco urbano.

Legado inca

Los incas ingresaron al territorio argentino en 1470. Los diaguitas calchaquíes, que vivían en el Noroeste, fueron rápidamente dominados e integrados al sistema inca. El legado son 180 sitios arqueológicos en el país que tienen vestigios de su presencia.

Formaron un poderoso imperio hace cinco siglos, siempre sobre la cordillera de los Andes.

Shincal, como cada pueblo del imperio, estuvo conectada por caminos empedrados que construyeron los incas (QhapacÑan). Por ellos, se pueden ir a otras ciudades o parajes que conformaban el estado inca.

El Shincal es el sitio arqueológico con mayor cantidad de servicios en la actualidad. Recientemente restaurado e inaugurado, cuenta con una cabina de recepción al visitante, un centro de interpretación y depósito visitable, baños y baños para personas con capacidades diferentes, un salón donde comer, senderos y espacios de descanso y un servicio de guías permanente.