Para aprender a hacer este plato, tuvimos que hablar con gente del Este de nuestra Catamarca. Verdaderos especialistas en el quehacer culinario, nos enseñaron los secretos de la elaboración de este plato.

Ingredientes (6-8 porciones)
una vizcacha
sal
una taza de aceite
4 zanahorias cortadas en juliana
3 cebollas en rodajas
6 dientes de ajo
una taza de vinagre
una taza vino blanco
una cucharada de pimentón
ramitas de tomillo y orégano
granos de pimienta
2 limones en rodajas

PREPARACION

Primero debemos limpiar muy bien la vizcacha, lavarla y secarla por dentro. Una vez hecho esto, le pondremos sal a gusto y cortamos en presas. Luego tomamos una cazuela de barro colocamos la mitad del aceite, y doramos las presas. Retiramos del fuego y las dejamos reservadas afuera. Mientras colamos el aceite en otra cazuela limpia y agregamos la otra mitad del aceite. A esto le añadimos las verduras y las cocinamos hasta que estén tiernas. Después le agregamos el vinagre, el vino, el pimentón, las hierbas, la pimienta y las presas de vizcacha -aquellas que teníamos reservadas-. Tapamos la cazuela y cocinamos todo a fuego suave durante 45 minutos. Retiramos del fuego y lo dejamos enfriar. Se le puede agregar las rodajas de limón, ya sea en el momento que dejamos enfriar como en el momento de servir el plato. La vizcacha así cocida se puede conservar bien tapada, durante 15 días. Este plato es de un sabor muy particular, pero que puede llegar a ser exquisito.

No hay comentarios