La iglesia de San Antonio de Padua, ubicada en la localidad homónima del departamento Fray Mamerto Esquiú, será declarada Patrimonio Histórico Provincial.

Durante la sesión de la Cámara de Diputados de la Provincia, realizada a mediados de este mes, la iniciativa obtuvo la sanción definitiva por lo que el Estado provincial deberá articular las medidas para que el edificio de valor histórico-religioso pase a formar parte del patrimonio de la Provincia

 

La iglesia fue construida en 1845 por cuanto las campanas existentes en su campanario tienen impresa esta fecha. Las dos campanas existentes en el campanario, según la tradición, fueron habilitadas junto con la iglesia. De allí se infiere que su fundación es la fecha inserta en ellas.

Cuenta con una particular arquitectura colonial; en principio tenía grandes galerías en donde los feligreses solían aguardar y pasar las fiestas patronales que duran varios días.

Desde hace largos años viene siendo valorada por su arquitectura, ya modificada, y se ha convertido en un punto ineludible a la hora de realizar turismo religioso en el departamento pues forma parte del Circuito Turístico Religioso Torres y Campanas.

Según cuenta la historia año tras año, el lugar de concentración era la plaza y la iglesia, pero con el correr del tiempo su nave central no podía albergar a tantos feligreses. Por esta razón se decidió cerrar las galerías y se abren los arcos que conectan la nave central con las otras dos naves que surgen de las galerías cerradas. Ésta es la razón por la cual hoy la bella y acogedora iglesia de San Antonio posee tres naves. Una central y dos laterales con acceso desde el exterior por el frente de cada una de ellas.

 

 

No hay comentarios