La zona del Oeste provincial es una de las más visitadas, tanto por turistas de Argentina como de todo el mundo, debido a los increíbles paisajes que existen en toda la zona, con todo lo que nos brinda la puna y la pre-puna.
Tatón es una pequeña localidad del departamento Tinogasta, muy cercano a Fiambalá, y se caracteriza por presentar una gran cantidad de dunas (o médanos) inmensas, muy codiciadas por aquellos que realizan deportes como el sandboard o travesías en vehículos 4×4, y también para los amantes de la fotografía, o simplemente de los paisajes.

 

Para llegar hacia las Dunas de Tatón se debe partir desde San Fernando del Valle de Catamarca, se debe tomar la ruta nacional nº 38 y dirigirse hacia la localidad de Chumbicha, allí se empalma con la ruta nacional nº 60 que cruza la Quebrada de la Cébila y se dirige al oeste, hacia la ciudad de Tinogasta, pasando antes por pueblos de La Rioja, como Mazán y Aimogasta. Un poco mas al Oeste de Aimogasta, la ruta 60 es atravesada por la famosa ruta nacional nº 40, pero para continuar este viaje se debe ir por la nº 60. Una vez en Tinogasta (donde se recomienda cargar el combustible) se cruza la ciudad y esta ruta se dirige hacia Fiambalá

En Fiambalá se debe seguir la ruta provincial nº 34 hacia Saujil, luego doblar hacia Medanitos (lugar donde termina el asfalto) y allí cruzar el río para seguir hacia Tatón. Desde Fiambalá hasta Tatón son aproximadamente 40 km hacia el Norte.

Según aseveraciones de entendidos en la materia, con sus más de 2 mil metros de altura, las Dunas de Tatón gozarían del peligroso privilegio de ser las más altas de América. Desafío, adrenalina, encanto de los sentidos, este terreno de talco con su apariencia desolada constituye un atractivo ineludible al paso por Fiambalá.

 

Foto Gentileza de Gonzalo Martinez

No hay comentarios