Es el Santuario donde por primera vez comenzó a venerarse a la Imagen bendecida de Nuestra Señora del Valle.  La Ermita fue construida en el año 1626 en la hoy ciudad de San Isidro- Capital del Dpto. Valle Viejo.

Bien puede imaginarse el gozo pleno y libremente exteriorizado en la población del Valle, cuando terminaron de construir el pequeño templo. Lo habían erigido al precio de muchos sacrificios, pero con amor.

Según las declaraciones juradas de diversos testigos, que sabían por tradición oral lo que aseguraban, se llevó en andas y solemnemente la Virgencita Morena desde la casa del vizcaíno a la flamante capilla construida para rendir culto a su Imagen.

Por aquellos años, el culto a la Imagen de Nuestra Señora de Catamarca, se había extendido por extensas regiones. Y decimos extensas, teniendo en cuenta los difíciles medios de comunicación de la época.

El culto a la Sagrada y portentosa Imagen de la Santísima Virgen tenía una fuerza misteriosa. Sin duda existirían otras imágenes, pero el culto y la devoción a la encontrada en la gruta de Choya habíase extendido, en tiempos en que las comunicaciones resultaban sumamente difíciles, por lo intransitables de los caminos y los escasos medios de transporte.

Allí permaneció hasta el año 1695 y luego de diversos cambios de templos, se trasladó definitivamente a la nueva Iglesia Matriz y Santuario construido en la ciudad capital y ubicada por ese entonces en el predio donde se construyó tiempo después la Catedral Basílica. El traslado de la Imagen desde la Iglesia Matriz en el actual Dpto. Valle Viejo a la ciudad capital, se efectuó por el “Paso de la Virgen”. Se trata de un camino-actual camino de la Virgen- que atravesando el Río del Valle separa ambos departamentos

No hay comentarios