Celebrada como Capital Nacional de la Arqueología, Santa María extiende su territorio colmado del misterio propio del pasado y sus distintas culturas, cautivando visitantes y brindándose enteramente con todos sus servicios y comodidades. Paseos contemplativos, excursiones guiadas, aprendizaje y deslumbramiento, el recorrido por el tiempo al que invita esta ciudad y el área que la circunda, se torna definitivamente irrechazable para quien gusta hurgar en el ser de las civilizaciones aborígenes.

 

Como llegar

Partiendo hacia el noreste por Ruta Nacional Nº 38 hasta alcanzar la localidad de Acheral -provincia de Tucumán-, para allí realizar un desvío hacia el este por Ruta Provincial Nº 307, y luego tomar el empalme con Ruta Nacional Nº 40 ingresando nuevamente en territorio catamarqueño. La distancia ha recorrer hasta el Departamento de Santa María es de 340Kms.

Otra opción la constituye un recorrido completo por suelo catamarqueño, el cual comprende más de 470Kms. atravesando cuestas y caminos desérticos.

Santa María, eminente población de los Valles Calchaquíes, cuenta con un importante patrimonio natural, histórico y cultural del cual toma las excelentes oportunidades para el aprovechamiento turístico. Centro de asentamiento de culturas indígenas que dejaron como legado numerosos yacimientos arqueológicos, conforma su cartelera de actividades con circuitos de encanto que recorren el Cerro Pintado, el Pueblo Histórico de Fuerte Quemado, Loma Rica, Quebrada de Jujuil, y descubren en reservorios como el Museo “Eric Boman” la existencia de asentamientos en los períodos precerámicos y agroalfareros.

El departamento es, además, un destacable centro productor de artesanías entre las que se destacan las tejedurías, los trabajos en simbol, la alfarería y las confituras. Despiertan interés los molinos de pimentón, los vinos regionales, y otros productos típicos, entre los que vale hacer referencia a los quesos de leche de cabra.

Santa María se ubica en el noreste de la provincia de Catamarca, atrayendo hacia sí al turismo ávido de conocimientos y aventura. Paisajísticamente encantadora y culturalmente inigualable, esta ciudad y su área circundante constituyen un itinerario que ningún visitante de la región puede dejar de conocer.

El Departamento Santa María es también un destacable productor de artesanías, entre las que no pueden omitirse las tejedurías, la alfarería y las confituras, atractivo que puede disfrutarse en el Mercado Artesanal inserto en el Centro Cultural Yokavil. Allí se erige además el Museo Arqueológico, encargado de inaugurar el circuito más trascendente de la región.

Yacimientos arqueológicos que permiten adentrarse en las raíces primigenias de los diversos grupos aborígenes que habitaran los valles en la antigüedad, constituyen el mayor atractivo de Santa María invitando a descubrir el pasado en el Cerro Pintado, el Fuerte Quemado, Loma Rica y Quebrada de Jujuil.

Santa María cuenta con todos los servicios necesarios para la cómoda y satisfactoria estadía de sus visitantes, entre los que vale subrayar el alojamiento en confortables espacios, el camping balneario municipal, y los establecimientos rurales preparados para la llegada del turista.

No hay comentarios