Una tradicional familia de la localidad de El Portezuelo, departamento Valle Viejo, dedicada a la producción y comercialización de productos regionales, viene trabajando en la construcción de un espacio al que denominarán “Monumento a la Zamba Paisaje de Catamarca”, con el objetivo de recrear en él, los pasajes que se mencionan en la letra de la famosa zamba, con de la exposición de los elementos que en ella se describen.

El predio se emplaza en la ladera del cerro Ancasti, hacia uno de los costados del ingreso a la cuesta, y está organizado de tal forma que una vez que se accede al lugar, se puede recorrer algunos ambientes que se mencionan en la letra de la popular zamba como el “Ranchito sombreau de higueras” (construcción de adobe y techo de paja); pero también en el patio de la casa se encuentran otros elementos que fueron construidos artesanalmente como un perro que descansa bajo un añoso ejemplar de tala, que recrea aquel verso que dice “y bajo el tala durmiendo un perro”. En su ornamentación externa además se podrá encontrar  la imagen de una paisana que revive otro momento: “Con una escoba de pichanilla una chinita barriendo el patio”, más adelante un cañizo, hojas de tabaco secándose, y otros tantos elementos que se describen en la popular composición musical.

El sitio abrió sus puertas este pasado fin de semana, y su acceso no tendrá un precio, sino más bien una colaboración voluntaria que podrán dejar los visitantes.