Nacida en San Fernando del Valle de Catamarca, demostró desde los 9 años su vocación por la música, especialmente por el canto lírico e inició sus estudios en piano y canto con la profesora Lidia Olmos.  Se trata de Ivana Ledesma, otra artista local que suma al mapa nacional de la Ópera y la música clásica su talento. Si bien decidió radicarse en Rosario para desarrollar sus estudios y carrera, nuevos desafíos la llevan a desembarcar en Buenos Aires. Todo esto manteniendo intacto su vínculo con Catamarca.

Recientemente, como se adelantó en el párrafo anterior, su carrera registró un nuevo logro, ya que concretó su ingreso al ciclo superior del Instituto Superior de Artes del Teatro Colón, tras superar exitosamente diferentes instancias evaluativas de máxima exigencia. En total fueron seis las pruebas que la cantante debió superar. La primera, según detalló Ivana, consistió en cantar cuatro arias (piezas musicales creadas para ser cantadas por una voz solista sin coro) en italiano, francés y alemán. En esta instancia fue evaluada por 19 reconocidos maestros de prestigio nacional e internacional. Luego tuvo que interpretar dos roles completos de ópera, eligió Gilda, de la Ópera Rigoletto de Verdi y Micaela de la Ópera de Carmen de Bizet, en francés.

A estas pruebas se sumaron un examen de lenguaje musical y otro de práctica escénica y actuación, para finalmente superar otras dos evaluaciones de dicción en idioma  italiano y francés.

“Esperaba tener una edad de maduración vocal para ingresar al Colón”, reconoció Ivana Ledesma, quien además es estudiante avanzada de la Licenciatura de Música, con orientación en Canto Lírico, de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

“Para ingresar al 2do. ciclo del Instituto Superior de Artes del Teatro Colón  se necesita mucha experiencia interpretando roles completos en teatros. Hace ya cuatro años que subo a escenarios con diversos títulos, suficientes como para poder iniciar una carrera formal en el Colón”, dijo.

Ivana interpretó distintos roles, los cuales le valieron excelentes críticas, junto a las orquestas sinfónicas de Rosario, Córdoba y Buenos Aires: Condesa de Ceprano( Verdi), Dido (Purcell), Gilda (Rigoletto), Guilietta y Antonia (Offenbach), Bess (Gershwin), Valencienne y Hanna, (Franz Lehár), Micaela (Bizet), Liu (Puccini), Muzetta (Puccini) y Nedda (Leoncavallo). En el repertorio sinfónico coral se ha desempeñado como solista en la Sinfonía IV de G. Mahler y la Fantasía Coral de L. Van Beethoven.

Actualmente, la soprano se preparaba para presentarse en el rol de Rosalinde, de la Operetta Die Fledermaus, de Strauss, Lauretta de Gianni Schicchi, de Puccini y una nueva puesta en escena de Liu de la Opera Turandot, de Puccini.

Con seguridad seguirán llegando novedades de esta talentosa cantante que inicia su paso en Capital.