Nacido el 26 de diciembre de 1948 en Recreo, departamento de La Paz, Carlos Bazán se presentó por primera vez en un escenario a los 12 años, y popularmente en 1967 cuando se realizaba la primera edición del hoy Festival Nacional e Internacional del Poncho, integrando el grupo “Los Zorzales”.

En su extensa carrera, el cantante y compositor ha querido expresarle a su tierra y a su gente esa exquisita gratitud que le es tan propia. Nacido para el canto, espíritu sencillo y creador, siembra en todos los vientos la vibrante sonoridad de su guitarra y de su voz, en cuyas cuerdas palpitan las costumbres, la vida y los amores de este pueblo que nace, crece y madura en las más auténticas expresiones artísticas de varias generaciones.

Su estilo, folclórico y romántico, le permitió trascender las fronteras del país, llevando la música y tradiciones catamarqueñas a distintos lugares del mundo, convirtiéndose de esta manera en un embajador del canto popular.

Muchos escenarios de Catamarca, La Rioja, Córdoba, entre otras provincias, y países como Japón, Italia, Estados Unidos, Chile y otros, tuvieron entre sus artistas a Carlos Bazán, quien luego de algunos años de cantar como solista, en 1984 forma parte del aún vigente Trío San Javier que integra junto a José “Pepe” Ragone y Pedro Favini.

Entre sus obras musicales figuran: “Catamarca me conoce”, “Córdoba sin ti” (se incluirá en una película italiana), “Madre provinciana”, “Con los ojos del alma”, “Quiero que me creas”, “Zamba de amor”, “Cuando vuelva a Catamarca”, “Del Suncho a la Gloria”, “Doña María la Panadera”, entre muchos otros

 

El catamarqueño ganador del festival OTI de la Canción e integrante del Trío San Javier, recibió a lo largo de su carrera innumerables premios y distinciones, entre ellos el Premio “Santa Cecilia” en la ciudad de Córdoba. La misma le fue otorgada a su extensa trayectoria, por llevar su canto tradicional a los diferentes escenarios del país y el mundo, convirtiéndose de esta manera en un embajador de la música

 

“Culturalmente, Catamarca cuenta con valores espectaculares, de excelente nivel de artistas en todos los ámbitos del arte; personas que donde han representado a la provincia lo han hecho  con excelencia. Considero en este aspecto, al igual que en lo turístico, que el trabajo debe hacerse afuera de Catamarca, en las grandes ciudades para desde allí surgir y trascender. Para ello es importante contar con el respaldo del gobierno para ejecutar estas acciones con músicos, pintores, actores, cineastas, bailarines, artesanos y profesionales tan talentosos que tiene la provincia y que merecen que su obra se conozca a todo nivel.

 

“Catamarca es algo que llevo en mi alma, en el corazón, por eso le escribo como lo hago en mis canciones y le he cantado y canto a ella en cada lugar donde tengo la oportunidad de presentarme. Quiero, siento y amo cantarle a mi provincia, a mi sangre, a mis sentidos.

Cada vez que regreso siento grandes emociones y la extraño cuando estoy lejos, por ello siempre vuelvo y siempre querré volver a mi tierra”.

No hay comentarios