Senderos ancestrales de memoria – De la mano del abuelo” es el nombre que Alberto Avellaneda eligió para la muestra de 188 trabajos que tendrán la particularidad de ser presentados durante tres semanas sucesivas, a partir del lunes 9 de julio, y será dividida en otros segmentos que se irán agregando los lunes 16 y 23 del mismo mes.

Otra particularidad de la muestra está dada por ser la primera oportunidad en que el público pueda apreciar integralmente la riqueza pictográfica ancestral, desplegada en cuevas, aleros y refugios del este catamarqueño; con la fundamentación de las especificidades de cada zona a cargo de los arqueólogos que trabajan en el área.

La otra parte de la exposición incluye “Los senderos de la madurez, transitados con los guías lugareños”; y la tercera, “Imágenes de mi Tierra”, conformada por capturas distintivas y vivenciales de lugares, paisajes, amaneceres y atardeceres que enmarcaron y significaron fenomenológicamente la vida del autor.

Las presentaciones tendrán lugar en el Anfiteatro los lunes 9, 16 y 23 de julio a las 20 y las exposiciones, abiertas a todo público y establecimientos educacionales, serán en el hall del Hotel Ancasti (Sarmiento 520). El proyecto cuenta con el apoyo de Diario El Ancasti, Hotel Ancasti, la Dirección Provincial de Antropología y la Asociación de Fotógrafos Aficionados de Catamarca.

La tarea de documentación fotográfica de Alberto Avellaneda fue concretada entre los años 2010 y 2017, siguiendo la primera etapa “los senderos que el autor recorrió en su niñez de la mano del abuelo”. La exposición se diagramó bajo la curatoría de los arqueólogos Ezequiel Fonseca y Hugo Puentes, y se implementa como homenaje a Basilio Avellaneda, Amalio Correa Soria, Alberto Rex González y Nicolás “Nito” Tejada. La guía de la técnica expositiva y del diseño del trabajo de documentación, está enmarcada en la larga relación humana y asesoramiento profesional del Dr. Néstor Kriscautzky con el autor.