Cerca de uno de los extremos de la Cuesta de La Cébila se encuentran las formaciones de El Trampeadero: geoformas de gran tamaño y diversos diseños compuestas por areniscas, conglomerados y arcilitas de color variable entre gris blanquecino y gris amarillento.

El material sedimentario del que están hechas se originó en el Carbonífero superior, cuando se depositaron en un ambiente lacustre (lagos que existían en ese entonces).

Estas llamativas formaciones sobresalen del terreno circundante por encima de la vegetación y sorprenden a quienes les gusta observar las maravillas paisajísticas, otorgándole un sello único al bioma de cardonales y arbustales de prepuna que se manifiesta en este sitio.

El material que las conforma está expuesto a la meteorización y a la erosión fluvial y eólica, lo que le da diseños redondeados y a su vez rectos y filosos, con surcos, huecos y grietas que hacen ceder las rocas, produciendo la caída de grandes fragmentos de material.

¿Dónde queda exactamente?

En el departamento Pomán al costado de la RN 60, en las inmediaciones del puesto La Cébila. Desde el trazado de la Cuesta de La Cébila, muy cerca hacia el este.

Gentileza Stefan Sauzuk