La Cuesta del Portezuelo es una importante vía de comunicación de la provincia de Catamarca y uno de los caminos que hace la conexión entre la Región Centro y la Región Este de la provincia. Esto implica conectar la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca con localidades de los departamentos Ancasti, El Alto, La Paz y eventualmente, Santa Rosa.

Se trata de un famoso camino de cornisa, parte de la Ruta Provincial 2, que asciende por la montaña a través de bellos paisajes y postales que hasta inspiraron la zamba llamada “Paisaje de Catamarca”.
Localización
La Cuesta del Portezuelo está localizada en el departamento Valle Viejo, iniciando en el empalme con la Ruta Nacional 38 a la altura de la localidad de El Portezuelo, a 18 kilómetros de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca.
La cuesta tiene una longitud de 17 kilómetros desde la base hasta la cima. Esa longitud considerable le permite al camino realizar el ascenso evitando que el mismo sea demasiado empinado. Se entiende el porqué de tantas curvas y contracurvas entonces, ya que si el camino no las tuviera, la longitud de la cuesta sería sólo de 2,5 kilómetros con un ascenso en línea recta, pero imposible de realizar.
El clima en esta zona es estacional, lo que significa que existe una estación seca que abarca el invierno y la primavera y una estación húmeda, representada por el verano, cuando se da la mayor parte de las precipitaciones, usualmente, en forma de tormentas. Esto impacta en el paisaje otorgándole verdes intensos en verano y tonos amarronados en el invierno. Las precipitaciones medias anuales son de alrededor de 500 o 600 milímetros y las temperaturas descienden en función de la altutud. Así, puede haber una diferencia de hasta 10° entre el inicio de la cuesta, a 680 metros sobre el nivel del mar y el final, a 1680 metros sobre el nivel del mar.

Podemos identificar dos biomas a lo largo del trayecto de la Cuesta del Portezuelo. Estos biomas son Bosque chaqueño serrano y Pastizales altoserranos.
En la zona baja de la misma, desde la base de la sierra ascendiendo hasta la mitad y hasta la zona cercana a la cima se desarrolla un bosque de Horco quebracho (Schinopsis marginata) acompañado de otras especies arbóreas típicas de este bioma como lo son el Palo borracho (Ceiba insignis), el Sacha membrillo (Ruprechtia apetala) o el Molle de beber (Lithraea molleoides). Este último árbol aparece con mayor importancia cerca del la cima combinándose con los pastizales de altura, que ya en la cima, dominan por completo el paisaje de la sierra.