Al ser una provincia con un 70% de topografía montañosa, donde nacen miles de ríos y arroyos, tenemos la posibilidad de ver cientos de cascadas a lo largo y a lo ancho de esta provincia.

En algunos casos son de agua transitoria y en otros de agua permanente, pero es el verano la mejor época para verlas con abundante caudal, ya que es la época de lluvias.

La mayoría de las cascadas de la provincia reciben los nombres locales de “El chorro” o “El saltón”. Lo cierto es que todas son saltos de agua espectaculares y cada una tiene su belleza particular, como pueden ver en las fotos que tomé de distintos lugares.

¿Son accesibles estas cascadas?

La mayoría lo son. Eso sí, solamente caminando por senderos escarpados y con pendientes, así que es recomendable tener algo de entrenamiento.

Lo único lamentable es que hay zonas donde la propiedad privada ya no te deja acceder a estos cursos de agua que no deberían pertenecer a nadie en particular, sino ser de libre acceso.

Por ahora les dejo estas fotos que tomé en distintos recorridos que hice, sabiendo que aún me faltan muchas más cascadas por conocer, como las del departamento Ancasti o El Alto.