Ilustradora, desarrolladora de videojuegos y próxima ingeniera informática, esta joven combina arte y tecnología para lograr un lenguaje propio.

Florencia Bergesio es una artista catamarqueña de 23 años que trabaja con el seudónimo de Weeping Siren, su nombre en la red social Instagram y  presentó sus trabajos en la  “Bandy Draw Party”, en Morena Resto Bar

Cerca de recibirse como ingeniera en informática, Florencia se dedica también a la ilustración. El cruce de ambas pasiones en esta joven resulta en el desarrollo de uno de los productos culturales más popularizados e icónicos de la era: los videojuegos.

“Estoy trabajando como artista conceptual para un videojuego que se está realizando en México y en proyectos de videojuegos personales con intención de llevar cursos del tema al cluster tecnológico y a la facultad de tecnología, para dar una visión del área más artística del diseño de videojuegos”, contó Florencia.

“En el área artística principalmente realizo retratos que intentan de alguna manera tocar la temática que acompaña al nombre, Weeping Siren, que significa “sirena sollozante”, por lo que reitero temáticas melancólicas, a veces oscuras, pero también de la belleza y la fuerza personal, principalmente en figuras femeninas”, detalló la joven y reforzó la idea que le gusta unir arte con tecnología. “Siempre intento evolucionar y encontrar nuevas técnicas para emular arte antiguo. Particularmente estoy tomando influencia de Alfons Mucha para realizar ilustraciones que generen una ilusión de vitral, sin llegar a emular uno y manteniendo mi estilo personal”, dijo finalmente la artista.