Ayer se conmemoró el 149 aniversario del paso a la inmortalidad del General Felipe Varela, los actos oficiales para evocarlo se realizaron durante la jornada en Huaycama (Valle Viejo)

Las actividades se centraron en el monumento que perpetúa la memoria del caudillo federalista, ubicado en las ruinas que fueran su casa natal
La localidad de Huaycama fue la cuna del caudillo Felipe Varela. Nació en 1819, hijo del caudillo federal Javier Varela y de Doña Isabel Reartes, una antigua y distinguida familia del valle catamarqueño.

Siendo estanciero y militar argentino, es el líder del último pronunciamiento de los caudillos del interior contra la hegemonía política conquistada por la provincia de Buenos Aires en la batalla de Pavón. Contrario a la Guerra de Paraguay o Guerra de la Triple Alianza, fue apodado “El Quijote de los Andes” por el desafío que plantó al gobierno central con un reducido ejército de menos de 5.000 hombres, en el que hizo frente a éste en la región andina y cuyana durante varios años. Finalmente derrotado murió exiliado en Chile un 4 de junio de 1870.
En junio de 2012 fue ascendido post mortem al grado de General de la Nación por ex la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.